Vender una casa de forma efectiva y segura.

vender una casa

Sabemos que vender una casa, es un proceso que a menudo se puede tornar un poco difícil ¿Qué pensarías si te dijera que muchas veces la demora al vender una casa no sucede por falta de compradores, sino por no hacer ver atractivo el inmueble? Por eso, si quieres vender una casa sin estrés y sin dolores de cabeza, ten presente que todo entra por los ojos. Los compradores a menudo quieren encontrar un lugar que esté listo para habitar.

La mayoría quieren hacer solo mínimos cambios y mejoras. Lo primero que debes saber al vender una casa es que tus gustos pueden ser parecidos o no a los de los posibles compradores, es por esto que tu misión es mostrar espacios en los que tu comprador pueda visualizar sus objetos personales acorde a sus preferencias, no a las tuyas. Si no sabes cómo hacerlo, a continuación te presentamos unos tips de los que podrás apoyarte para dejar tu inmueble listo para la venta:

  • Trata de no dejar demasiadas cosas a la vista, guarda tus objetos personales como ropa, zapatos, accesorios, colecciones y trofeos de todos los espacios del inmueble.
  • Para vender una casa necesitas atraer todas las miradas posibles. Por eso, procura que esté bien organizado, sin daños estructurales, recién pintado (si lo necesita), y muy limpio. Encárgate de que cada detalle de tu casa se encuentre en el mejor estado posible, incluso si consideras que con en ciertas zonas es necesaria una remodelación, hazla.
  • Prepara un espacio limpiado y ordenado. Un mal olor desanimará al comprador aunque el lugar sea espectacular.
  • Retira todas las fotos familiares de las paredes y reemplázalas con fotografías o cuadros genéricos.
  • Si es posible compra toallas nuevas con alfombras a juego en cada baño, puedes utilizarlas solo cuando se vaya a mostrar el inmueble.
  • Ganar luz es vital. La ausencia de luz natural se puede compensar con una buena iluminación artificial y algunos trucos en la decoración del espacio. Puedes probar subiendo las persianas, corriendo las cortinas gruesas a la hora de recibir una visita, retirar los tejidos oscuros de camas y sofás. Las paredes en blanco y los muebles claros son siempre una apuesta segura: aportan frescura y luminosidad en cualquier espacio.
  • Se recomienda no colocar muebles y auxiliares que ocupen demasiado espacio o estén ubicados en lugares de paso como pasillos o en la entrada.

Ahora que ya sabes los puntos claves para vender una casa, comienza a preparar los documentos que necesitas y logra una venta efectiva. ¡Manos a la obra! Con nuestra experiencia en el sector sabemos que estos pequeños detalles van a hacer de tu inmueble un lugar irresistible para los compradores, además si pagas una tarifa fija* no podrás negarte a las buenas ofertas.

Contenido Relacionado